martes, 12 de agosto de 2014

En El Cine También El Aigre Truena

En_El_Cine_También_El_Aigre_Truena - Cuentos_Cortos_Chuscos
Inés, madura señorita, trabajadora de La Oficina Central de Educación y Promoción Cultural, por su siglas; OCEPC, moza pasadita de peso, un poco marchita, de carácter agrio e inhóspito, rebelde, engreída y grosera,  caminó en solitario rumbo a la sala de cine no sin antes, dirigirse al lugar donde el numeroso personal despachaba incontables bocadillos, golosinas y refrescos a precios sumamente exorbitantes para el común de los comensales.

-Buenas tardes, ¿en qué podemos servirle?, inquirió una de las ávidas vendedoras-

Con ojos que casi se salían de sus órbitas oculares, Inés recorrió de izquierda a derecha los estridentes y sugerentes letreros que exhibían; según su apreciación, los más puros y exquisitos manjares.- El cuerno de la abundancia- Pensó ansiosa la Cuarentona-

Ni tarde ni perezosa ordenó: - Unos nachos gigantes con extra queso y mucho picante, un “Jatdó” doble bañado en “dip” de cátsup con mostaza, unas palomitas gigantes con mantequilla extra y un refresco tamaño mega.- Se pasó la lengua por los resplandecientes labios la “cinéfila”.

Apenas hubo pagado su notable “despensa”, tomó el arnés de cartón reforzado, cargando con todos aquellos antojitos, dispuesta a pasársela bien en aquel estreno “mundial” tan esperado para ella, se exhibía la tercer película denominada “Luna Para Dos Enamorados” de la Saga Romántica “Alborada”

A duras penas pudo cruzar el pasillo, caminando atropelladamente, gritando -¡con permiso!, ¡el golpe avisa!-, pidió de favor que le abrieran la pesada hoja de madera laminada y subió la escalera de aquella sala de exhibición, escogió el asiento D-15 es decir, cuarta fila butaca décimoquinta, en el centro de aquella línea.

Se acomodó  en el sillón replegable, puso su bolso bajo sus pies y el arnés de bocadillos en horizontal, haciendo “puente” entre los descansabrazos, esperando impaciente la deseada proyección del séptimo arte; en la sala, no cabía un “alfiler”. Por fin, se apagaron las luces de cortesía y la gente aplaudió y lanzó un grito de emoción. Como de costumbre, primero salió un nutrido  desfile de comerciales entre los que destacaron el “Di no a la Piratería” y el de unos famosos Ositos Blancos que promueven una bebida de Cola altamente calórica. 

Cuando empezó el Filme, y aun salían las dedicatorias, el nombre de las productoras y de los actores principales,  Inés ya había consumido todas las tortillas tostadas con queso y se disponía a darle cumplimiento al fiambre  de doble contenido, abrió gigante la boca y asestó una descomunal mordida, desapareciendo ¼ de aquel rollo de pan con embuchado, la cátsup escurrió por el mentón hasta caer en la blusa de bolitas corrompiendo el color original de la tela.

La película empezó intensa, Freddy besaba apasionadamente a Élida, el amor de su vida, el imposible, el prohibido y por lo mismo el más deseado. Repitió jurando una y otra vez su amor eterno cual  consumado “Don Juan” moderno, mientras la fémina no paraba de llorar suplicando que no la abandonase nunca, nunca.

Era tal el efecto emocional de la escena de amor que Inés prácticamente desapareció entre sus fauces las ¾ partes restantes de aquel embutido forrado en masa de trigo y bañado de mostaza y salsa de tomate, después, tomó un largo y sustancioso trago a su bebida, hizo a un lado el porta botanas y se depositó sobre los muslos el tarro gigante de palomitas para seguir mitigando el nerviosismo que le provocaba aquel largometraje.

-¿Partirá Fred?, ¿Dejará en soledad a Élida?, ¿Y sus sueños?, ¿El amor, donde queda?, se planteaba un sinfín de preguntas “Nechi”, (como le decían sus amigos), sin dejar de comer maíz inflado y bebiendo a garganta abierta el frió liquido color caramelo.

Al llegar el “cuadro cúspide” de la historia, sintió un ligero dolor de estómago, casi imperceptible, que irremediablemente comenzó a hacerse cada vez mas repetitivo, creciendo en grado de intensidad, la cómoda silla pareció volverse de palo, Inés se retorció en su sitio intentando calmar el malestar pero en respuesta, su intestino grueso le envió un “airado” mensaje que le sonrojo el rostro, poco tiempo después el torrente del sistema digestivo le lanzó un ultimátum o reaccionaba a la emergencia o simplemente, él  “no respondía”.

Las "palomas salieron volando", el refresco quedó regado por la alfombra, Nechi corrió como loca hasta llegar a la zona de confort, logró ubicarse a como pudo y descargar “el flujo” de comida “procesada”.  Después de unos minutos, pensó que se libraría fácilmente de aquella pesada carga, se incorporó lentamente y lavó sus delicadas  manos con jabón de fragancia lila. 

Estaba a punto de cruzar el umbral para accesar al pasillo cuando escuchó nuevamente el rugido suplicante de sus intestinos, se regresó de inmediato, agitada, casi a punto de estropear lo logrado. El tiempo, indestructible compañero de los peores y mejores momentos le pasó de largo en aquella zona  “metalica-porcelanizada”. 

Cuando escuchó que el  personal de mantenimiento comenzaba sus labores nocturnas, asustada miró su reloj y se percató que las dos manecillas estaban casi juntas en el punto más alto del círculo numerado, no hizo gestos ni ruidos, se limitó a salir en silencio evitando ser escuchada e interrogada.

Juan, compañero de trabajo de Inés llegó a la taquilla del  cine “Diamante” meses después de lo ocurrido, dispuesto a gozar de la película “La Marcha Silenciosa”, le extrañó ver de repente, la identificación oficial y la licencia de manejo de “Nechi” exhibiéndose tras el cristal de aquella reducida cabina de cobranza y expedición de tickets. 

Cuando se encontró al día siguiente con su “colega”, le comentó sobre los documentos. - ¡Aaah si!, hace meses me robaron el bolso antes de entrar al cine, pero ya es demasiado tarde porque tramité nuevamente esos papeles, gracias de todos modos,- dijo Inés acelerando el paso y dándole importancia desmedida al “sin contenido” de una carpeta que ondulaba entre sus manos.

Historia Original  Compartida por  Su Autor: Juan Sainz; Todos Los Derechos Reservados © 2014

Próximamente Más Relatos Y Cuentos, Por Favor No Olvides Agregarnos a Tus Favoritos... Gracias.


martes, 5 de agosto de 2014

El Reino De Los Vientos

El_Reino_De_Los_Vientos - Cuentos_Cortos_Reflexivos
“Nube Negra” expuso ante el consejo de la “Cuarta Fase” su postura con respecto a la mala influencia que los humanos ejercían sobre el clima agudo que imperaba y que entorpecía el orbe. Tenía más de 500 años liderando al grupo “Zona Norte”, uno de los más trabajadores y comprometidos con el bienestar de la Tierra; el líder, a la postre dijo:

- En los últimos tiempos hemos sido testigos del compromiso que indirectamente han roto los humanos con nuestros antepasados lo que ha provocado la catástrofe climática que ha cobrado muchas vidas. El compromiso como todos sabemos, era sencillo: contaminar menos, cultivar y cuidar la vegetación, anteponer el bien del planeta por encima de sus necesidades personales buscando en todo momento la armonía y el bienestar común.

- La mayoría de las personas argumentan que la naturaleza es la causante de todo mal, sin embargo hay otros seres más conscientes que han expuesto correctamente la situación y se han hecho escuchar, “a fuerza de gritar” incansablemente, nos han hecho saber que el deterioro se debe a la indiscriminada injerencia de la  “mano del hombre”.

- Cansados de tratar siempre de corregir las cosas y de recibir solo  “más de lo mismo”, como principal responsable de una buena parte del Clima propongo que se someta a votación el cese inmediato de los servicios en la zona de la cual soy encargado con la finalidad de dar un escarmiento a la población en general.

Después de terminar con su participación, los rabos de nube se “desmoronaron” y literalmente llovieron los aplausos en aquel recinto, los rayos y los truenos tampoco se hicieron esperar, provocando que “Nube Negra” bajara sumamente “condensada” del estrado.

Acto seguido, las votaciones aparecieron proyectadas holográficamente en un manto de algodón blanco, color que representaba a la “Octava enmienda” desde hacía más de cinco mil años. Con 1, 350,003 votos a favor; 340,789 abstenciones y tan sólo 562 votos en contra se aprobaron por mayoría, las peticiones de “Nube Negra”. Todos los asistentes sabían lo que provocaría aquella resolución pero también estaban convencidos que era una medida justa.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Don Gelasio esperaba con ansias las primeras lluvias para sembrar “ajonjolí” en sus tierras de temporal. Así mismo, los ganaderos de la zona serrana tenían grandes planes para extender sus agostaderos y  los agricultores de las zonas de riego tenían todo su “cuadro armado”: pronósticos de lluvia, llenado de las presas, estimaciones y números sobre diversos cultivos; en fin, todo perfectamente medido, pero no contaban con la resolución en contra, votada en el Reino de los Vientos.

Los meses y años que siguieron fueron de desesperanza total, caos político, económico y social. Con el mínimo de agua en las represas, las tierras dejaron de sembrarse, el ganado en la sierra empezó a morir por la escasez del vital líquido. Los gobiernos que padecían la sequía, contrataron numerosos científicos para que “hicieran llover” pero todo fue en vano, de nada sirvieron tampoco los intentos desesperados, las súplicas y  los cultos a los Dioses. Las limpias y las plegarias de los chamanes y los líderes religiosos quedaron en eso: “sólo palabras sin sentido”, sin eco, sin respuesta. Algo más fuerte estaba evitando que una sola gota volviera a caer sobre aquellas áridas tierras. Los núcleos urbanos fueron gradualmente abandonados, las personas emigraron masivamente  hacia lugares más hospitalarios. Todo lo creado por la supuesta “mano del hombre” había sido abandonado, el viento seco era mudo testigo de la catástrofe climática de una cuarta parte del “mapamundi”, lo más grave era que rápidamente se extendía hacia las otras tres fracciones.

Los jefes “Tornado” y “Nubarrón Gris” representantes de la “Zona Sur” y “Zona Oeste” respectivamente, llevaron a cabo a escondidas una reunión con carácter de urgente, no podían soportar la desértica situación de las regiones afectadas por la huelga. Afligidos y convencidos de que tenían que hacer algo por el bien de las personas llegaron a común acuerdo para reasignarles trabajos extras a sus “Nubes obreras”. La mayoría de sus “colaboradoras” aceptaron la encomienda a regañadientes y las primeras lloviznas empezaron a caer de manera esporádica, no querían aplicarse al 100 % debían manifestar su inconformidad. A los pocos días, las horas extras empezaron a disminuir la capacidad de discernimiento de las obreras, el estrés las invadió y sumamente molestas ocasionaron torrenciales en el Sur y en el Oeste.  Siempre se anunciaban en la Zona discutiendo y gritando (truenos y relámpagos) invadiendo de terror a los habitantes.

“Pum” y “Centella”, dos pequeñas y traviesas nubes jugaban a “transformarse en figuras” en la zona Este cuando una corriente de aire las arrastró hacia el lado Sur perdiéndose entre el borrascoso escenario que las Obreras de ese sector estaban provocando. El Consejo del Este dio aviso de que le faltaban dos “fractus” de su  rebaño y puso en alerta máxima a toda la comunidad. Por más que el Jefe de la División trató de manejar el asunto con sutileza el  problema trascendió hasta llegar a oídos de “El Gran Jerarca del Tiempo“ quien ni tarde ni perezoso convocó a junta extraordinaria  a  los 4 cabecillas. A puerta cerrada se inició la “Orden del día”.

“Aguacero fresco” jefe supremo del Este manifestó lo siguiente: -  Durante el  último siglo terráqueo hemos visto un deterioro atmosférico en escalada provocado por la vorágine del hombre. En su afán de acumular lujos y riquezas han sobreexplotado los recursos que en un principio fueron dados por “El Eterno” para hacerles más cómodo y fácil su diario vivir en el territorio prometido y, por ello, la “Cuarta Fase” votó a favor para aplicar un correctivo en su comarca que a mi juicio, se ha excedido en tiempo y en severidad por lo que a raíz del extravío de “Pum” y de “Centella” creo conveniente retirar el castigo- Puntualizó con un relampagueante destello.

El problema es ese invento denominado “dinero” agregó “Tornado”,- ese instrumento de cambio y de dominación es abominable. El hombre cree que con él, puede tener cualquier cosa a cualquier costo, se desvive y pasa toda su vida tras de él, nunca está contento con lo que tiene y siempre quiere más. Esa herramienta enferma las mentes, daña el corazón y arrebata la razón.- añadió al tiempo que resoplaba en círculos demostrando su molestia.

Es la ausencia de valores y el alejamiento espiritual de los que manejan la información a su conveniencia, se empeñan en hacer del consumismo una especie de religión que las personas terminan idolatrando y como dijo “Tornado” es el dinero el mecanismo que según ellos, les ayuda a  consumar y calmar su sed de fe-  finalizó “Nubarrón Gris”.

Oscureciendo aun mas su perfil, como sintiendo pena, “Nube Negra” aceptó que el correctivo se había salido de control y prometió el regreso inmediato de su cuadrilla a las labores en la Zona Norte. – Todo ha quedado claro, ahora: “Id y cumplid” con su compromiso- decretó  “El Gran jerarca del Tiempo”.

“Pum” y “Centella” cobijados por un soplo de viento moderado habían logrado salir del lado Sur y se internaron en la ruta Boreal donde encontraron solo sequía, destrucción y muerte. En pocos instantes fueron localizadas por las Obreras de la Región correspondiente y puestas a salvo con los suyos.

Dentro del “Reino de Los Vientos”, un mes equivale a cien años terrestres por lo que cuando “Nube Negra” y su comitiva intentaron revertir el daño, ya era demasiado tarde, solo un núcleo reducido  de seres humanos sobrevivía de aquella inmensa  población que formara parte de los cuatro cuadrantes. Miles de millones murieron por su incapacidad para adaptarse a los cambios drásticos del clima. Muy al norte rozando el Polo y protegidos por una burbuja  de cristal, “El Nuevo Orden”, consiguió crear aire y agua transformando grandes témpanos de hielo y pulverizando fragmentos rocosos, logró cubrir enormes  extensiones de tierra fértil.

“Terralypsis” actualmente ocupa una superficie de poco más de 135,000 metros cuadrados y cuenta con una población de 326,287 habitantes, todos y cada uno de ellos han sido educados para respetar el pacto de la vieja alianza que se firmó hace miles de años con el “Reino de Los Vientos”.

Cuento Original Compartido por  Su Autor: Juan Pablo Rivera; Todos Los Derechos Reservados © 2014

Próximamente Más Relatos Y Cuentos, Por Favor No Olvides Agregarnos a Tus Favoritos... Gracias.

miércoles, 23 de julio de 2014

El Barco Estudiantil

relatos cortos reflexivosAl terminar la exposición, Fedra preguntó a sus compañeros si tenían alguna duda de lo que consideraba “su magnánima” ponencia, nadie objetó algo, todo había quedado muy claro, entre aplausos, porras y gritos, tomó la palabra el maestro Ricardo Bravo para ensalzar el trabajo de la estudiante poniéndola como ejemplo a seguir delante de los demás educandos. Con una sonrisa de satisfacción, la Señorita bajó del estrado, henchida, orgullosa, para tomar asiento en la butaca marcada con el número doce, se sabía la mejor del grupo, la consentida, la inalcanzable e inigualable.

Al escuchar el sonido del timbre de salida de la Universidad, Fedra salió a prisa para encontrarse con su novio Daniel Parra en el pasillo de la entrada principal, no le gustaba que fuera por ella al aula así que acordaron que dentro de las instalaciones y durante toda la carrera se verían en aquella zona “neutral” para ambos.

Daniel, físicamente parecía estar confeccionado con cincel y marro, pero compensaba sus carencias estéticas con una envidiable inteligencia, estudiante de diez, lideraba la especialidad de Electrónica. Considerado por los mejores maestros como erudito, persona irrepetible, única, incluso se veían rebasados por sus capacidades, ellos mismos afirmaban que cumplía con su estancia universitaria por mero trámite, pues, cualquier programa educativo le quedaba chico.

Meses antes, el joven Parra, conoció a Fedra en la biblioteca,  atraído por su hermosura nunca pensó que se fijara en él, alguien insignificante, “un nerd” acostumbrado a sufrir de burlas y acosos groseros y constantes de sus compañeros. Sin amigos para contar y en quienes confiar, le pareció extraño y perturbador el acercamiento “incondicional” de la bella muchacha. 

Al principio “la doncella”, solo lo consultó haciéndole unas serie de preguntas sencillas sobre álgebra pero subsecuentemente, las interrogantes fueron en aumento tanto en complejidad como en número y las respuestas se convirtieron en aciertos. Con el tiempo Dani se enamoró perdidamente de la chica y la noche del día 31 de octubre en pleno baile de Halloween le declaró su cariño, Fedra lloró y se emocionó tanto con aquel manifiesto puro de amor, que por un momento se creyó de su propia actuación, que dicho sea de paso, hubiera podido nominarse para el Ariel y resultar ganadora con amplio margen sobre cualquier posible contrincante.

Trató de resistirse, fingir que tenía que pensarlo, que le diera unos días a lo cual, Daniel asintió un poco desconsolado pero esperanzado, sabía que recibiría un “si” en poco tiempo. Al terminar el “macabro festejo” se despidieron. Ella, le tomó las manos y le acarició el cabello, y el acertadamente, le dio un beso en la frente como símbolo de que la respetaba y que sabría esperar su decisión, fuera cual fuere.

El insomnio hizo presa del Joven, la madrugada se le hizo eterna mientras que del lado opuesto, ya se había tomado la decisión de actuar con ventaja. Fedra no podía rechazarlo, tenía que darle el “si”. “El fin justificaría los medios” pero quería hacerse del rogar un tantito, ya que era muy asediada por jóvenes mil veces más guapos que Dani además, debía aparentar que no era una niña fácil y que anteponía los buenos sentimientos y el amor, por encima de  cualquier estado físico de la persona que eligiera como pareja.

En la siguiente semana quedaron de verse en la cafetería del edificio administrativo, ahí con ojos llorosos Fedra le dio el “si” a Daniel, posteriormente,  lo besó apasionadamente y fijó su postura:

- La escuela, será lo más importante,  mientras estemos en las instalaciones solo nos veremos en ciertos lugares que convenientemente elegiremos para que nadie nos moleste y a la vez, no nos distraiga de nuestro objetivo principal: “el estudio”- agregó convincente la joven.

Por respuesta, todo fue asertivo, Dani no mostró resistencia alguna ante aquellas normas, su cuerpo flotaba increíblemente, y su mente navegaba entre arcoíris de color “rojiazul”, aquel acercamiento lo desconectó de la tierra. Para él, ella era su primer amor y desde ya, haría todo lo posible para conservarlo.

No era extraño que el éxito estudiantil de Fedra se debiera al trabajo de un tercero sin embargo, lo había ocultado tan celosamente que nadie lo notaba. En los semestres que le siguieron al inicio del romance, sus calificaciones tocaron el punto más alto jamás esperado ni por ella ni por sus compañeros. Todas y cada una de sus exposiciones rayaban en la perfección y como colegial gozaba de un prestigio “dorado” dentro de la escuela. 

Fueron buenos años, buenos tiempos. Con el paso de los ciclos se volvió difícil seguir ocultando su aventura y fue vista en más de alguna ocasión de la mano de Daniel lo que empezó a levantar sospechas de sus elevadas notas. 

Casi al término del último semestre sus compañeros y el propio personal docente, le habían restado importancia a sus “destacados méritos” por el contrario, empezaron a verla como una persona oportunista, falsa, deshonesta, vanidosa y pedante. En una ocasión y aprovechando la ausencia de dicha aprendiz, el catedrático de  “historia y problemas de las redes sociales”, manifestó frente al grupo: - “La novia del Estudiante, No es la mujer del Profesionista”-

Con el tiempo se corroboró con hechos  la  atinada frase; apenas horas antes de la ceremonia de graduación, Fedra terminó abruptamente con Daniel rompiéndole el corazón. Habían pasado escasos días cuando se puso de novia a conveniencia de su familia, con un rico empresario de la localidad para posteriormente formar una bonita familia, y hoy, es de todos conocido que frecuentemente aparece en revistas sociales del Jet Set de la Ciudad.

Se sabe por su parte, que Daniel se sumió  en una depresión total que duró muchos años, se hizo presa del alcohol y de las drogas, tatuándose un águila real en la espalda, demostró ser de carácter rebelde y se sumó al movimiento de heavy metal fungiendo como guitarrista para una banda de la región, con los años, tocó fondo y se refugió en una Iglesia Cristiana Ortodoxa, donde por fin comprendió que solo fue utilizado por su primer amor como un simple “Barco Estudiantil”.

Historia Original  Compartida por  Su Autor: Juan Sainz; Todos Los Derechos Reservados © 2014

Próximamente Más Relatos Y Cuentos, Por Favor No Olvides Agregarnos a Tus Favoritos... Gracias.

lunes, 5 de mayo de 2014

Una Ingenua De Buenos Sentimientos

Una Ingenua De Buenos Sentimientos - Cuentos Cortos ReflexivosLas manecillas del reloj avanzaban muy despacio, la hora para salir del trabajo estaba tardando en llegar mientras que poco a poco la luz del día se comenzaba a despedir. En el interior de aquel imponente centro comercial para ser exactos en el área administrativa se encontraba Betty un poco desesperada; el enorme deseo de terminar sus labores se había hecho más intenso al pasar de los minutos. Cuando miró en su celular “touch” se dio cuenta que por fin las 6 de la tarde marcaba aquel reloj digital después de la larga espera.

Ordenó los documentos de su escritorio y de modo apresurado tomó su bolsa café Mk, se despidió de sus compañeros saliendo dando largos pasos; era tan diferente su modo de actuar; eso se quedaron “cuchicheando” algunas personas con quien tenía algunos años de compartir aquella área de trabajo.

Ya tendrá novio –dijo la "chismosa" del grupo- pues desde el Lunes así anda; ¿Lo han notado?. Rubén dijo: -Ya párale con tus chismes- El "mero mero" soy yo –dibujando una sonrisa continuó alegando-; bueno eso nada más lo sé yo; pero pues tengo entendido que es soltera, al parecer se divorció hace dos años por lo que si por ahí alguien la anda rondando, sería muy normal; es muy bonita y aunque “me rompiera el corazón yo sabría perder”.

Tantas cosas habían cambiado para Beatriz; una hermosa mujer que apenas rebasaba las cuatro décadas de edad, de mediana estatura y cuerpo digno de admirar, sus ojos más bellos que el cielo, quien los llegaba a mirar sentía perder la quietud del alma. Los pajarillos en aquellas tardes frescas se habían vuelto testigos de cómo aquella dama caminaba unas cinco cuadras hasta la placita donde se veían algunas parejas enamoradas; ahí era donde ella abordaba el camión que la acercaría a dos cuadras de su casa. 

¡Qué frío hace!; sólo a mí se me ocurre no traerme un suéter; y eso que ya llegó marzo –murmuró Betty- No me acostumbro a esta vida; nunca supe lo que era trabajar cuando estuve con Fernando; sólo hacía las labores en la casa y ahora todo es tan diferente; y pensar que yo era tan feliz con él; pero ni modo; qué puedo hacer; tal parece que la secretaria lo “idiotizó” y prefirió dejar a su familia por ella –Pensativa iba mientras llegaba el camión-

Ya en el transporte continuaba con los pensamientos – Pero que bueno que le hice caso a Ilse; ella es mi gran amiga y sé que sus consejos son de buen corazón; hoy volveré a platicar con mi “amigo” en esa página de citas en internet; realmente me encantan los momentos que paso con él; desde el domingo que comencé a tratarlo me siento una persona diferente; me sentía tan sola que por ello no dudé en conocer nuevas amistades. Ya quiero llegar a casa porque se me hacen cortas las horas que paso con Josué mi amigo del internet.

Apenas media semana y Betty se sentía tan atraída por la personalidad de aquel “amigo anónimo”. En cuanto descendió del camión se encaminó a su domicilio, dispuesta a realizar todos los pendientes para estar lista a las 8 de la noche; la hora de la cita. Después de tomar un baño y prepararle cena a su hija subió a su habitación con un par de sándwiches y un vaso de leche; se puso cómoda y encendió su laptop.

!Hola Linda!, ya te esperaba; -fueron las primeras líneas que dirigió aquel “Don Juan” del Internet; continúo diciendo– Espero que te pase lo mismo que a mí; siento que ya te extraño; llevamos poco de charlar  y bien sabes que desde el primer día que miré tus ojos en esas fotos que tienes en tu perfil, ya todo es diferente para mí; pero antes de continuar quiero saber qué piensas tú, qué sientes, dímelo por favor.

Mira Josué; tengo dos años de tanta soledad y tristeza que tus palabras vienen a reconfortarme; dicen que también por internet se llegan a sentir “cosas extrañas” pero hermosas y siento que me está pasando algo especial contigo; las últimos minutos del trabajo son eternos para mí y sabes ¿por qué?, pues porque me estoy acostumbrando a ti; podría decirse que también comienzo a extrañarte; pero tengo miedo de sentir algo más, me han herido tanto que este sentimiento me hace de pronto que quiera retroceder.

Sabes yo también, creo te lo he dicho; estoy solo, muy solo diría yo… Mis hijos viven en otra ciudad con su mamá y realmente como quien dice perdí todo con ellos; el abogado me dijo que aparte de perder a mi familia, perdí mis bienes y que lo mejor sería que pusiera distancia de por medio entre ellos y yo para evitar algún problema legal; todo esto me está enfermando el alma; tú me vas a comprender.

Somos dos almas tan parecidas “amigo”; que si en algo puedo ayudarte ya sabes que aquí en mi tienes “un hombro en que apoyarte”; sabes me encanta la idea de que te hayas venido a vivir a esta ciudad; así si un día queremos conocernos podríamos llevarlo a cabo; claro si “nuestra amistad” sigue por buen camino.

Si, me encantaría; te lo juro Betty que creo que eres una hermosa persona; no sé cómo fue que él te dejó; pero bueno por algo pasó; quizá porque así podremos conocernos; aunque me da tanta pena contigo; sabes; hoy nada más comí una “sopa instantánea”; ando tan escaso de recursos que no podría ni invitarte a algún lugar de los que tu mereces; es más te confieso que he pensado en “tantas cosas” como tirarme de un puente; pedir limosna, ¡Amiga no sé qué hacer! –terminó diciendo Josué-

Los bellos sentimientos de aquella señora “brotaron” de lo más profundo de su alma, se quedó reflexionando que si ella estaba pasando penurias, había otras personas que no les estaba yendo mejor.

Amigo, yo te voy a ayudar y no quiero que te “ofendas”, eres una persona muy especial y no debes sufrir así; sabes pasado mañana ya es mi quincena y me pagan; aunque tengo muchos gastos yo quisiera apoyarte en algo… ¿Aceptas?.

Gracias… qué pena, pero nomás porque ando tan “mal” te aceptaré lo que quieres hacer por mi, pero quiero que estés segura que te los regresaré muy pronto; en verdad que con esto me demuestras que vale la pena pensar en “mirar hacia adelante”; tengo un sentimiento de agradecimiento tan enorme contigo.

No digas nada –expresó Betty- Para eso somos amigos, ¿qué no?...Siguió la charla hasta llegar las 10 de aquella noche y aquel par de amigos terminó por despedirse.

El Jueves y Viernes siguieron las palabras dulces, cariñosas entre Beatriz y el “desdichado” Josué. Las horas de “chat” transcurrieron entre sonrisas, palabras lindas, suspiros, poniéndose de acuerdo ambos en mirarse en persona el sábado a la una de la tarde fuera de la Iglesia del Centro de aquella ciudad; por fin llegaría aquel gran momento en que dos personas solitarias comenzarían a brindarse un cariño y apoyo más real.

El día esperado llegó, Betty muy puntual, se hizo presente primero, nerviosa; vestida de blanco con ropa ligera; aunque ya se conocían por foto ella había propuesto presentarse así en aquella cita; después de unos minutos se miró la figura de Josué. ¡Hola Amiga!;  qué placer; el gusto es mío; encantada de conocerte –contestó la mujer de los bellos ojos con cierta timidez.

¿Trajiste el dinero? –Unas palabras con resequedad salieron de los labios de aquél personaje, las cuales desconcertaron a la tímida señora- Sii – aunque no puedo ayudarte con mucho–dijo  Betty- . ¡Pobre!; tal vez aún ni “prueba” nada hoy, por ello tuvo que decirme –Pensó aquella mujer- Mira te entrego 500 pesos Josué y en verdad, es todo con lo que puedo apoyarte, ojalá te ayuden.

Claro que sí -contestó aquél “necesitado hombre”-; no es mucho pero por supuesto que me sirve, y ya te dije que regresarán a ti lo más pronto posible.

Muy bien… y ¿luego, qué sigue?...dijo Betty, Mmm sabes tengo que hacer unas cosas ahorita a las dos de la tarde, pero cómo vez si por internet nos ponemos de acuerdo para otro día salir por más tiempo, ¿te parece?.-Preguntó Josué- . Ya qué –Susurró para sus adentros aquella mujer un poco triste- Bueno está bien, cuídate y espero tu mensaje por internet.

Aquel hombre sin decir más, dio la media vuelta y se fue… La bella mujer pensativa regresó a casa. Pasaron los días y a pesar de tener deseos de volver a platicar con Josué aquella señora nunca volvió a saber de él, se dio cuenta que sus mensajes no podían llegar al destino pues aparecía como ignorada por aquel “ladrón de ilusiones”, -Cómo es posible que me hiciera eso– se preguntó algo decepcionada Betty- Estúpido viejo y yo que le brindé mi amistad y mi ayuda, ahora que lo pienso bien “su plan le funcionó a la perfección”, ¿cuántas personas no habrán o estarán cayendo en su falsa historia?, me gustaría decirle tantas cosas, pero no ganaría nada; esto me hace reflexionar que no me debo confiar y entregar mi afecto de buenas a primeras; ojalá otras personas tengan más cuidado, pues para mí ya es tarde, pero todo esto que pasó es para qué se me quite la tonta, todo ha sucedido por ser “Una Ingenua de Buenos Sentimientos” –Terminó recriminándose aquella linda mujer- 

Cuento Original  Compartido por  Su Autor: José Manuel Busso Modú; Todos Los Derechos Reservados © 2014

Próximamente Más Relatos Y Cuentos, Por Favor No Olvides Agregarnos a Tus Favoritos... Gracias.

domingo, 16 de marzo de 2014

La Cajita Embaucadora

La Cajita Embaucadora - Cuentos Cortos ReflexivosSon las cuatro de la mañana en aquel mini emporio habitacional de tercera clase, y Susi no puede dormir, se revuelve entre las molestas sábanas de su cama, intenta contabilizar ovejas en su pensamiento, pero pierde siempre la secuencia, a esas horas, las matemáticas básicas simplemente no se le dan. El tic-tac del reloj marca el ritmo del tiempo, Susana se mueve de un lado a otro, el blando  colchón pareciera estar fabricado con elementos extraídos del subsuelo: cal, arena y cemento. Por más que intenta insertar cómodamente su cuerpo en aquel rectángulo de tela y resortes, no puede lograrlo, deja caer en su rostro la almohada, patea las cobijas y decide por fin, levantarse al baño, con esta, es la cuarta vez que lo hace.

Al salir del sanitario y conducirse por el pasillo que da a la sala del pequeño departamento, se detiene en el espejo, mira sus marcadas ojeras,  se queda atónita mirando el demacrado reflejo, corta su concentración y como autómata se dirige a la ventana de aquel segundo piso, corre con sumo cuidado la cortina y asoma el ojo derecho por el hueco. Afuera uno de los vecinos: Mario, sigue el reventón con sus amigos y familiares, ha tirado la casa por la ventana, Susi no entiende porque, ayer fue día de San Francisco de  Asís y ninguno de sus allegados tiene ese nombre.

Sus ojos abiertos parece que se nublan y se ve ella misma tomando el teléfono, hablando con las autoridades para denunciar el robo del que ha sido víctima, su calma, su tranquilidad, su sueño, tienen un valor y esa noche como muchas otras, le han sido arrebatados, hurtados, violentados. La semana pasada las autoridades anunciaron un programa de seguridad llamado retumbantemente: “Cero Tolerancia” y se jactaron de hacerlo frente a Fedatarios Públicos, prensa, radio y televisión estuvieron presentes y atestiguaron como los mandatarios de todos los niveles estamparon su rúbrica, sonrieron para la foto y estrecharon mutuamente sus manos en señal de compromiso y beneplácito; sin embargo, no es la primera vez que lo hacen y tampoco es algo nuevo, que los actos borran las palabras que se estampan en papel. Un grito de “ajuaaaa”  que retumba en el callejón, desincorpora  a la jovencita de sus “inverosímiles pensamientos”.

Desde que el vecino incomodo se incorporó a la “civilidad” política de la localidad, rara vez se le ve trabajar, siempre camina como pavo real, no suelta su radio y al hablar por celular deambula por las aceras del Fraccionamiento, alzando exageradamente la voz, presumiendo reuniones, posfechando Comisiones y discutiendo sobre algún proyecto o iniciativa de Ley. Por platicas vecinales, Susana se ha enterado que ocupa un puesto como Regidor en la Administración Actual del Municipio,  se sabe también que solo tiene la secundaria terminada y que truncó el bachillerato porque su “mente no le dio para más”,  igual se dice que fue un tío de su esposa el que lo acomodó con “palancas” en la Regiduría, ha escuchado que pretende lanzarse como candidato a Diputado Local por uno de los partidos políticos más longevos del país. –Lo más probable es que gane y que como siempre, sigan raspándole al erario, el dinero que debiera ser destinado para crear la infraestructura que permita el desarrollo de este “abollado País” – Reflexiona molesta Susi al tiempo que se sienta en la sala y enciende el televisor-

Para variar, a  esas horas, esta a todo lo que da el bombardeo constante del Órgano Encargado de los Procesos Electorales con sus correspondientes “Exagheroismos” de lo que representa para la República, de su marcada importancia para la vida de todos los ciudadanos, se dan aires de relevancia desmedida tal vez, para justificar las cantidades exorbitantes de dinero que se le asignan cada año.- “Una mentira repetida muchas veces, llega a convertirse en verdad absoluta, al grado tal de que quien la maquina, llega con el tiempo, a engañarse a sí mismo”.-Piensa la muchacha al tiempo de que cambia de canal.

Un “recalcitrante y estridente” comunicólogo hace su aparición, lógicamente es la repetición del noticiero de la noche anterior. Susana no puede evitar sonreír al verlo, el rostro del informante está tan maquillado que se muestra acartonado, no emite ninguna gesticulación, tal vez con la intención de hacerse pasar por una persona seria y, porque seguramente si lo hiciera, se “le quebraría el rostro”. En la parte inferior de la pantalla una llamativa cinta o banda de letras que corre de izquierda a derecha, permite enterarse de noticias que suceden en diversas partes del mundo, se habla de violencia, personas asesinadas, actividades de altos mandos religiosos y hasta de resultados de deportes que ni siquiera se juegan en la región. – Que raro de que den a conocer los problemas que suceden en otros países y se omita hablar de lo que aquí nos toca vivir todos los días, “la zorra nunca  se ve la cola”.- Habla para sí la joven cuando casi por inercia, presiona por tercera  ocasión la tecla para sintonizar otra señal televisiva.

Toca el turno a las noticias locales por supuesto en retransmisión, esta vez, un alto funcionario estatal que se siente y se cree un gran “estadista” da a conocer que los niveles de violencia han disminuido, argumenta con cifras una recuperación económica plausible y un aumento de miles de empleos en la región. Con un estudiado y ensayado discurso hablado, con voz pausada, bien entonada,  clara y autoritaria ha dejado con la boca abierta a sus entrevistadores, los ha convencido de que todo lo que dice es cierto y ha reducido a cero cualquier posible crítica. 

Seguramente está hablando de otra ciudad, otra entidad y otra nación.- Se muestra enfadada la señorita- y evoca como su Hermano Regino, egresado con honores de la carrera de Ingeniería Electromecánica tuvo que irse de “mojado” al vecino País del Norte porque aquí nunca encontró trabajo. También recuerda el trago amargo que pasó cuando los jefes de la Secretaria de Energía se rieron de el porqué les  solicitó un apoyo con la intención de llevar a cabo un proyecto que permitiera reducir los costos, mejorar y automatizar la generación de electricidad no contaminante. –Estúpidos- refunfuña mentalmente y se reconforta concluyendo-: pero gracias a eso logró acomodarse en una empresa Alemana y hace 5 años el Gobierno del “gigante europeo” lo condecoró con el “Premio Carlomagno” y a la vez,  le otorgaron la ciudadanía por sus excelentes resultados  y aciertos en la generación de “Energía Limpia”.

 Son casi las seis de la mañana, afuera, el barullo ha llegado a su fin, como en “automático”, Susi, sintoniza el último de los canales y como decía en tono de broma su padre: “pa´amolarla de acabar”, vuelve a la carga el Máximo Órgano Electoral con canciones y regaños, comerciales “ñoños” y repetitivos insistiendo que debemos ponernos al día con ellos, que seamos participativos y que “exijamos”  nuestros derechos ciudadanos. ¡Y bien!, la programación pseudo entretenida, ha llegado a su fin, más que dar sueño, da risa y alimenta el desconsuelo.- Piensa la chica mientras bosteza y decide poner en “off” a “la cajita embaucadora”.

Historia Original  Compartida por  Su Autor: Juan Sainz; Todos Los Derechos Reservados © 2014

Próximamente Más Relatos Y Cuentos, Por Favor No Olvides Agregarnos a Tus Favoritos... Gracias.