Las Aventuras De Un Tal Lico

Federico desde pequeño fue un niño mal educado, irrespetuoso e irreverente con sus padres, su abuelo en gran parte había tenido la culpa de que ese muchacho “mamara” esas malas costumbres; pues Don Tacho que hacía algunos ayeres ya se había ido de este mundo; había influido mucho en la mala educación de este “diablillo”

Dos Contra Tres

Después de afeitarse, Serapio Valdez, vació el “after shave” entre sus manos y se lo aplicó vigorosamente sobre la cara dándose escandalosas palmaditas provocando el enrojecimiento de su agria piel quemada por el sol. Perdió varios segundos admirando su reflejo en la media luna, convencido de que había quedado como “Galán de Telenovela” sonrió complacido

En El Cine También El Aigre Truena

Inés, madura señorita, trabajadora de La Oficina Central de Educación y Promoción Cultural, por su siglas; OCEPC, moza pasadita de peso, un poco marchita, de carácter agrio e inhóspito, rebelde, engreída y grosera, caminó en solitario rumbo a la sala de cine no sin antes, dirigirse al lugar donde el numeroso personal despachaba incontables bocadillos,

El Reino De Los Vientos

“Nube Negra” expuso ante el consejo de la “Cuarta Fase” su postura con respecto a la mala influencia que los humanos ejercían sobre el clima agudo que imperaba y que entorpecía el orbe. Tenía más de 500 años liderando al grupo “Zona Norte”, uno de los más trabajadores y comprometidos con el bienestar de la

El Barco Estudiantil

Al terminar la exposición, Fedra preguntó a sus compañeros si tenían alguna duda de lo que consideraba “su magnánima” ponencia, nadie objetó algo, todo había quedado muy claro, entre aplausos, porras y gritos, tomó la palabra el maestro Ricardo Bravo para ensalzar el trabajo de la estudiante poniéndola como ejemplo a seguir delante de los
Envia un Mensaje
Su mensaje se envió correctamente.



8 + 9 =